1. Preséntate en dos líneas:

Soy Yolanda Florin Ortiz. Tengo 42 años, soy madrileña y he crecido en el Distrito Arganzuela/Centro, aunque ya hace años que no resido en él. Soy vecina del Distrito Villaverde. Os lo comento para que sepáis que no aporto una visión totalitaria como Colegio de cercanía. Diversos cambios en mi carrera laboral nos supeditan a ser adoptados en La Paloma. Trabajo en un Centro de menores con discapacidad. Soy madre de la Comunidad escolar del CEIP Nuestra Señora de La Paloma desde Septiembre del 2014.

Nuestra familia se compone de 3 hijos en distintos cursos (6º, 3º y 1º de Primaria). Para nosotros son el pilar con mayor firmeza de nuestra vida, girando todo entorno a ellos.

2. ¿Por qué quieres formar parte del Consejo Escolar? ¿Por qué crees que las familias deben votarte?

Llevo varios años en la comunidad palomera y tengo un gran afecto a su diversidad de gente. Algunos me conocéis y sabéis que soy una persona cercana, afable y participativa en los actos que benefician a nuestros hijos. Así que he decidido presentar mi candidatura y seguir empapándome de los entresijos de la Educación Pública.

3. ¿Cómo te planteas la convivencia en el Centro y la resolución de conflictos?

Hasta el día de hoy la resolución de conflictos se ha derivado al profesorado y en algunos casos al personal de comedor, pero creo que debería usarse la figura de los mediadores en conflictos que se enquistan entre familias. Jamás hay que dar la posibilidad a que un conflicto sin resolver pueda derivar en mayor problema. Los padres deberíamos de poder acceder a hablar con otros padres sin miedos, y desde el mayor respeto, por el bien de nuestros hijos. Haciéndoles ver qué es positivo y qué es negativo en su educación.

4. Respecto a la jornada escolar, ¿cuál consideras la mejor para el alumnado del colegio, continua o partida?

Mi candidatura apoya la jornada continua y para ello daré diversas opiniones en las que me baso y por las cuales defiendo mi postura:

  • considero que es más beneficiosa para la salud del menor y es menos invasiva en su bienestar fisico/psíquico.
  • además, posibilita que cada familia pueda decidir si realiza su vida extraescolar fuera o dentro del cole, puesto que el tiempo no es tan determinante y viviendo en una ciudad como Madrid hay múltiples ofertas.
  • La jornada continua ofrece clases de 60 minutos, frente a los 45 de la jornada partida. También ofrece dos descansos y un inicio de comedor a las familias que lo demanden desde las 14hr. A media mañana hay más tiempo para un desayuno saludable y no una ingesta masiva como aporta la jornada partida. Creo que son ritmos nutricionales más laxos.
  • Y se abre a todo tipo de familias con diversos trabajos y en distintas franjas horarias. No olvidemos que también existen los turnos de tarde, noche o partidos y algunos padres únicamente pueden comer con sus hijos y es el único tiempo para seguir manteniendo activo su vínculo diario.

Tras el Covid se ha visto que había falsos mitos que dividían las Comunidades Educativas y que la jornada continua es viable. Es un condicionante más para crear distinción con la Educación Concertada o Privada, no creo que sea decisivo. Preguntemos a nuestros hijos qué prefieren, no los condicionemos únicamente por nuestro bienestar. Votaré a favor de abrir el proceso, puesto que en La Paloma aún no se nos ha dado la posibilidad.

5. Si tu voto resulta decisivo para cambios importantes en la organización escolar ¿realizarás una consulta a las familias? ¿Cómo harás para recoger y representar los intereses de la mayoría?

Evidentemente, jamás tomare una decisión sin un consenso mayoritario e igualitario, en el cual la familias son la clave. La escucha activa y la empatía son características que intento desarrollar, aunque no siempre sean del agrado de los demás. 

Propondré debates, lluvia de ideas, dinámicas abiertas y todo lo que decidamos los representantes del Consejo para acceder a las familias.

6. ¿Cuál es tu punto de vista sobre los deberes del alumnado? ¿Cómo crees que podría fomentarse una mayor colaboración entre profesorado y familias?

Lo deberes… el clásico decisorio de si estamos a favor o no.

Yo estoy a favor de una cartera de deberes prudencial, tal y como se viene haciendo en La Paloma. Deberes adaptados al ritmo de cada niño. En el centro escolar al que acuden nuestros hijos se llevan a cabo diversos proyectos de investigación que estimulan y animan a desarrollar cualidades en nuestros hijos, aunque a veces lleguen en forma de deberes.

Fichas como tal, según el nivel de cada menor, a veces también son productivas tanto para el niño que va adelantado como para el que va atrasado. Tenemos un punto a favor y es que creo que los docentes de nuestros hijos son accesibles, para llegar a un acuerdo.

Los deberes también pienso que trabajan estímulos y hacen crecer del desarrollo de la atención, sobre todo en edades más avanzadas, que empieza a ser necesario para el paso a otros ciclos de Educación.

7. ¿Qué opinas de la labor de la AFA?

La AFA es un recurso más que nos ofrece La Paloma. Formados por familias y diversas comisiones. Su presencia es grata y accesible si quieres ser partícipe de ella y tiene múltiples canales de comunicación. Cabe destacar que tiene una gente excepcional, implicada en el cole y en el barrio.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s