Lo formal no quita lo valiente

Como ya sabréis, las profesionales de la Educación Infantil ( de cero a seis) de Madrid estuvieron de huelga el 27 y 28 de Enero. Podéis visitar la Plataforma para saber más.

Nos han enviado una carta de apoyo recibida desde Navarra para que no nos olvidemos de ellas. Os recomiendo que le dediquéis unos minutillos a su lectura pues, además de ser un hermoso gesto de solidaridad, señala con mucho acierto las causas de la huelga:

LO FORMAL NO QUITA LO VALIENTE

Cuántas veces leemos en la prensa que determinadas demandas u otros asuntos judiciales han sido desestimados por cuestión de forma, o defectos formales. A menudo, si el tema no nos interesa, la frase nos pasa desapercibida y, sólo, cuando de veras nos concierne, nos ponemos a indagar qué quieren decir con la frase “es una cuestión formal”.

Por si no lo saben, los días 27 y 28 de enero hay convocada en Madrid una huelga para todos los profesionales que trabajan en la primera etapa del sistema educativo. Es decir, en Educación Infantil, con niños de 0 a 6 años.

¿Cuáles son las razones que aducen estos profesionales para ir a la huelga en estos momentos, con la que esta cayendo? Tienen trabajo, algunos cobran un sueldo normal (de los demás no hablamos porque no queremos enfadarnos), se han formado para el puesto que ocupan, están entre niños así que su trabajo tiene que ser gratificante…¿no? Voy a apuntar sólo algunas que vienen en su manifiesto:

Ratios excesivas. Carácter “pre” (escolar) del segundo ciclo. Carácter “asistencial” de primer ciclo. Superación habitual de ratios ya de por si excesivas. Metodología y contenidos inapropiados. La consideración de Escuelas Infantiles y Casas de Niños como aparcadero de criaturas. La defensa de la Educación Infantil Pública y de calidad.

Como verán no se trata de reivindicaciones laborales, sino de intentar dar a la Educación Infantil y a la Infancia en general, el tratamiento digno que constitucionalmente les pertenece.

La Comunidad de Madrid y muchas otras Comunidades Autónomas están denigrando a la Educación Infantil en los Decretos de desarrollo de la LOE. Con dichos Decretos el, aparente, carácter progresista de la Ley Orgánica de Educación, queda eclipsado.

Muchos acusamos a los respectivos Gobiernos Autonómicos de no respetar la ley cuando desarrollan los Decretos, pero nos equivocamos la mayor parte de las veces. Casi siempre hay un “¿defecto? formal” que lo ampara, una palabra aparentemente inocente en el texto, que permite numerosos atropellos a, lo que las personas de a pié, ingenuamente, creemos el “espíritu de la ley”.

La LOE no delimitó muchos aspectos de la Educación Infantil y en los que lo hizo, entró en contradicción con algunos artículos propios y con otros de la Ley del Derecho a la Educación. Manifestó la necesidad de avanzar en el ciclo 0-3, pero no dejo de ser una mera declaración de intenciones: “0-3- primer ciclo de la etapa de educación infantil….perteneciente al sistema educativo, fomento del reconocimiento de la labor educativa de sus profesionales… serán maestros/as de educación infantil…. Los docentes podrán jubilarse a los 60 años…”, etc, etc . Pero a su vez, no olvidaron adornar todo con matizaciones como “en su caso, se procurará, será intención…” y lo peor de todo, no tubieron la valentía de obligar a su cumplimiento y otorgó plena potestad a los Gobiernos Autonómicos, para patear las intenciones expuestas en la LOE. Ahí está la diferencia de la intención frente a la Ley, de lo formal frente a lo valiente, de disimular a ejecutar, de… invertir o parecer que se invierte.

Los ciudadanos corrientes, la mayoría, no nos dedicamos a diseccionar las leyes que van promulgándose. En general confiamos en el buen hacer de los políticos electos. Pero cuando descubrimos discordancias, situaciones absurdas, contradicciones entre unas y otras, lo denunciamos. Y entonces nos vienen con lo del “¿defecto? formal” y se nos ha pasado el plazo para recurrir.

El Gobierno del Estado tiene en sus manos cambiar esta situación mediante un Real Decreto, que coherente con la Ley General, garantice unos mínimos comunes, como hace con el resto del Sistema Educativo y derogando aquellos desarrollos autonómicos que no los contemplen.

¿Saben que lo que ahora les hurtan siendo cicateros con la dotación de recursos a la educación infantil, lo pagaran con creces tratando de paliar el fracaso escolar que se produzca? Es como construir sin cimientos. Cuando el suelo ceda, ya les darán masilla para las grietas, pero seguirán sin cimientos. Más o menos como el origen de esta crisis que no hemos provocado, pero que padecemos y amortizamos a base de masilla porque nosotros no tenemos para cimientos. Alguien se ha quedado con nuestro hormigón.

Así que los profesionales de la Educación Infantil en Madrid han decidido denunciar la nefasta gestión de su Consejería de Educación. Piden cimientos y lo hacen como pueden, poniendo su sueldo y su sangre al servicio de los demás.

Saludos a vosotros, los valientes.

Pamplona 25 de enero 2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s