1. Presentate en dos líneas:

Me llamo Carles Roca, y llevo más de 10 años viviendo en el barrio de La Latina, aunque soy de Valencia. Tengo 2 hijos, uno de 3 años y otro de apenas uno. Creo que el sentido de comunidad y barrio que he encontrado en Madrid, y especialmente en el barrio y en el entorno del cole en los últimos años, son un bien a proteger y transmitir a nuestros hijos e hijas.

2. ¿Por qué quieres formar parte del consejo escolar? ¿Por qué crees que las familias deben votarte?

Me animo a presentarme porque creo que la participación de los padres y madres en la comunidad educativa es fundamental. MI hijo mayor acaba de entrar en el cole, y ceo que es positivo que los padres de la etapa de infantil nos involucremos desde el principio y seamos parte activa de la comunidad educativa. Me gustaría poder facilitar la participación de los padres y madres a través de mi papel en el Consejo Escolar.

3. ¿Cómo te planteas la convivencia en el Centro y la resolución de conflictos?

La convivencia es uno de los valores más importantes que considero debemos transmitir a nuestros hijos e hijas, junto a la capacidad de responsabilizarnos, cuidar y disfrutar de nuestra comunidad. Creo en la resolución de conflictos desde el diálogo y el respeto a la diversidad, fomentando valores como la justicia, la no-violencia y los cuidados.

4. Respecto a la jornada escolar, cuál consideras la mejor para el alumnado del Colegio: partida o continua?

Aunque acabo de aterrizar en el cole conozco el debate abierto en la comunidad educativa en torno a la jornada escolar y el histórico de votaciones que ha habido al respecto. Creo que es importante para la toma de decisiones tan importantes para la comunidad escolar que se den al final de procesos de diálogo y deliberación profunda entre las familias, y si volvemos a tener que votar el tipo de jornada, intentaré que podamos tener un debate de calidad sobre el tema. Mi posición personal es que la jornada partida facilita el encuentro y la comunidad en el cole, en el que todos estamos por igual, compartiendo horarios, entradas y salidas y recursos, como puede ser el comedor. Además creo que es una opción más realista para la situación de precariedad y falta de conciliación familiar que sufrimos la mayor parte de las familias.

5. Si tu voto resulta decisivo para cambios importantes en la organización escolar, ¿realizarás una consulta a las familias? ¿Cómo harás para recoger y representar los intereses de la mayoría?

Como ya he dicho en el punto anterior, creo que las decisiones importantes debe ir acompañadas de un proceso de debate y deliberación de calidad, y trabajaré para que las familias podamos tener dichos debates y tomar las decisiones de la manera más colectiva posible. No se me ocurre otra forma de desempeñar mi labor en el Consejo Escolar si no escuchando las opiniones y los sentires de todas las familias.

6. ¿Cuál es tu punto de vista sobre “los deberes” del alumnado? ¿Cómo crees que podría fomentarse una mayor colaboración entre profesorado y familias?

Considero que los deberes son un recurso educativo cada vez más en desuso en las comunidades educativas, dando paso a otras metodologías pedagógicas más enriquecedoras tanto para los niñas y niños como para las familias e incluso el profesorado. Entendiendo que su uso sigue siendo parte del curriculum de nuestros hijos e hijas, estoy abierto a escuchar y aprender con el claustro de profesores el uso de los mismos e intentar llegar a acuerdos para la mejor conciliación del trabajo en casa de nuestros hijos y el respeto a su tiempo libre y el de las familias.

7. ¿ Qué opinas de la labor del AFA?

Como recién llegado al colegio, en mi familia acabamos de hacernos socios del AFA. Me gustaría pensar el AFA como un lugar donde todas las familias tienen cabida, un espacio de apoyo mutuo, desde el que cuidar la comunidad que es el cole y el barrio del que forma parte.